Blogia
BOQUERÓN

La justicia avala el despido de un preso por provocador

El Tribunal Supremo ha avalado el despido de un preso de la cárcel de Zuera por la actitud provocadora que mantuvo con el personal del centro penitenciario.

A finales de septiembre del 2010, A. G. C. se encontraba destinado junto con otros internos en la cocina de la cárcel de Zuera, trabajo por el que recibía 11,15 euros diarios. Esa mañana fueron advertidos "de la prohibición del uso del baño por tener que repararse" y los funcionarios les ofrecieron la posibilidad de utilizar los retretes de los módulos, según declaró probado el Juzgado de lo Social número 5 de Zaragoza, cuya sentencia han avalado tanto el Tribunal Superior de Justicia de Aragon (TSJA) como el Supremo.

Sin embargo, añade, A. G. C. "utilizó el referido bajo, causando perjuicios en la reparación del mismo, que se demoró", y "mojando de orín a los operarios que se encargaban de repararlo".

EL TELÉFONO Eso ocurría en torno a las diez de la mañana. Dos horas más tarde, explican las resoluciones, "le fue denegada su solicitud de telefonear por retraso en el trabajo de cocina, dándosele la oportunidad de telefonear por la tarde". Tras recibir la negativa, "reaccionó levantando el puño y mostrando una actitud provocadora, enfrentándose verbalmente con el cocinero y con el funcionario de turno", a uno de los cuales le espetó: "Si no me deja llamar, se va a enterar".

A lo largo de toda esa mañana, según indican las sentencias, "su actitud en el trabajo fue deficiente, desobedeciendo las órdenes del cocinero y originando un retraso en la actividad normal".

Al día siguiente, el Organismo Autónomo Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo, que gestiona las relaciones laborales en las cárceles, rescindió su contrato "por incumplimiento de los deberes laborales básicos en la relación laboral especial penitenciaria".

Tras desestimar el TSJA su recurso, el preso llevó el asunto al Supremo, que también ha avalado la sentencia inicial. En este caso, pretendía equiparar el episidio con otro sucedido en una cárcel sevillana, en la que varios reclusos se quedaron sin contrato sin saber por qué.

EL PERIÓDICO DE ARAGÓN - E.B.D. - 4-2-2013

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres