Blogia
BOQUERÓN

La expulsión de extranjeros baja la cifra de presos a niveles 'precrisis'

La expulsión de extranjeros baja la cifra de presos a niveles 'precrisis'

La expulsión de presos extranjeros con condenas inferiores a seis años ha devuelto las cifras de presos en las cárceles aragonesas a niveles anteriores a la crisis. Actualmente hay 2.257 internos repartidos entre los penales de Zuera, Daroca y Teruel, menos incluso de los que había a estas alturas del 2006, cuando eran 2.326. Lejos queda elpico que se registró hace solo dos años, cerca de 2.600 reclusos, alcanzado cuando aún no se había hecho efectiva la revisión de condenas derivada del cambio en el Código Penal, que supuso la excarcelación de numerosos reos por delitos de estafa y narcotráfico.

La reducción de internos queda patente en el centro penitenciario de Zuera, que actualmente aloja a 1.513 internos, cuando en el 2010 era la cárcel más poblada de España, con 1.846 reclusos. La paulatina reducción de internos acerca al penal zufariense al aforo para el que fue concebido, 1.008 plazas, que estuvo próximo a duplicar hace dos años. Ha reducido considerablemente los problemas de hacinamiento que reflejaban repetidamente los inspectores.

Los presos que no tienen arraigo familiar en España son trasladados de cárceles de todo el país a varias ubicadas en Castilla y León, donde se forman las cuerdas (grupos) que posteriormente son deportados a sus países de origen. La Circular 5/2011 de la Fiscalía General del Estado amplió el año pasado el rango de penas sustituibles por expulsión, ya establecido en las que no superaran seis años de prisión. Así, la deportación no solo pudo solicitarse en casos de pena de cárcel sino también en los de localización permanente, responsabilidad personal por impago de multa o condenas por faltas.

DEPORTACIONES Así, las expulsiones fuera del proceso judicial, bien vía solicitud policial o durante la instrucción del caso, por envío a Centros de Internamiento, aumentaron de 75 a 84 desde el 2010 al 2011, según las estadísticas de la Fiscalía Superior de Aragón. Las realizadas en ejecución de sentencia --para penas ya impuestas--, teniendo en cuenta las solicitudes de la Fiscalía, alcanzaron las 230 en la comunidad.

Las deportaciones están paliando incluso los efectos del aumento de la delincuencia este año, centrado en el robo en viviendas y, en los últimos meses, en el narcotráfico. Pero no ha sido el único factor que ha reducido la población penitenciaria un 14% en los últimos dos años. Gran parte del mérito fue de la reforma del Código Penal del 2010, cuyos efectos comenzaron a notarse a principios del año pasado.

El cambio legislativo permitió la revisión de las condenas en determinados delitos menores, como el tráfico de drogas a pequeña escala o las estafas de baja cuantía. En los seis meses de vacatio legis establecidos para esta revisión, la cifra de presos cayó en 171 internos, quedando en 2.519 en enero del año pasado. A la reforma penal se unió la atenuación de la crisis y sus efectos en la criminalidad, que ahora parecen repuntar.

EL PERIÓDICO DE ARAGÓN - F. MANTECÓN / E. BAYONA 08/12/2012

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres