Blogia
BOQUERÓN

La Fiscalía pide repetir el juicio del crimen de Zuera

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) acogió ayer la vista por el recurso múltiple contra la sentencia del crimen de Zuera, el asesinato de un preso --Antonio Jiménez-- a manos de otro recluso, Santiago Domínguez, en febrero del 2010. El juez le impuso una condena de 12 años basándose en el veredicto del jurado, que lo consideró un homicidio a traición pero fruto de un arrebato, y exculpó al imputado como cómplice, Luis Rogelio Valido,el canario. Pero el fallo solo ha dejado contento a Rafael López, abogado del absuelto.

La Fiscalía y la acusación particular --ejercida por Olga Oseira-- solicitan que se repita el juicio, o alternativamente que la condena a Domínguez ascienda a los 20 años que le pedían en un principio. El abogado del condenado, José Álvarez, pide que se reduzca la pena a tres años y cuatro meses, a dos años y medio o a nada, según si el tribunal contempla la legítima defensa y el arrebato en mayor o menor medida. Sigue manteniendo que fue la víctima la que atacó a Domínguez, pese al informe de los peritos forenses aragoneses que indicaba que la herida era propia de un ataque con un pincho carcelario por sorpresa, con el fallecido tumbado.

Para el fiscal, el veredicto exculpatorio de El canario tiene un defecto de forma fundamental, su falta de motivación. Es decir, el jurado no justificó por escrito los motivos por los que exculpaba a Luis Rogelio Valido, más allá de las preguntas del cuestionario que han de responder.

FORMA Este escrito debía haberse entregado junto al veredicto, pero "quizá por el día y la hora que era" --se dio a conocer la víspera de Nochebuena a las once de la noche--, el juez no lo requirió. "Con toda su buena voluntad y por salvar los muebles", el magistrado dio en la sentencia una "explicación tácita" de la opinión del jurado, según el fiscal, pero esta no se ajusta a la ley.

Si los magistrados del TSJA no compartieran este punto de vista, el fiscal solicitó que al menos se anule la atenuante de obcecación que el jurado apreció, ya que para él el crimen fue "una alevosía de libro". No ve creíble que Santiago Domínguez fuera presa de un arrebato, ya que tuvo las dos horas de la siesta para calmarse entre la discusión "insignificante" que tuvo con la víctima, por un cigarro, y su posterior entrada en la celda de Jiménez. "Es una simple venganza", concluyó. Por ello, pide que la pena se eleve a los 20 años que pedían.

El Estado, condenado a indemnizar a la familia del fallecido con más de 100.000 euros, estima que la cantidad debe reducirse un 40% por la poca relación de Antonio Jiménez. con sus hijos. La cantidad ya es la mitad de lo que se pedía inicialmente, y el fiscal se mostró indignado porque se atentase "contra la protección del menor". "Si no tenían relación con el padre, igual era porque estaba en la cárcel", argumentó.

F. Mantecón 17-5-2012 - el Periódico de Aragón

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres